IMPRESIÓN DULCE

qkffNR3J23lpqsIcEa1oMXQF2V5.jpg

La serie está compuesta por láminas pegadas con saliva a la pared, estas están hechas de papel de azúcar comestible afiches de películas eróticas y pornográficas de los años 70, así como clasificados eróticos del Periódico.

 

Estos carteles y portadas están mediados por la publicidad de producto, aquella que se aplica a los productos alimenticios con guiños y referencias que implican que el cuerpo existe como producto de consumo, donde el cuerpo se convierte en uno que existe solo para ser consumido, devorado, engullido y masticado.

 

Cuerpos que existen para dar placer y ser vistos como algo propio. La serie busca llevar esto a la literalidad absurda al permitir que el espectador pueda tragarse la obra. Ser un consumidor más que consume vorazmente las imágenes y el peligroso discurso que hay detrás.

Muestreo-Expo-sola-26.jpg
Muestreo-Expo-sola-25.jpg
Muestreo-Expo-sola-32-640x480.jpg
Muestreo-Expo-sola-31.jpg
Muestreo-Expo-sola-24-640x480.jpg
Muestreo-Expo-sola-27.jpg
Muestreo-Expo-sola-28-640x480.jpg